Técnica el “resbalón” para robar viviendas

El “resbalón” es la técnica de robo de vivienda más utilizada y antigua, casi un 60% de los robos en viviendas se realiza mediante esta técnica, por esto es importante siempre pasar cerradura toda las puertas de nuestras viviendas, ya que los ladrones solo pueden utilizar esta técnica cuando la puerta se encuentre sin cerradura.

Muchas veces por confianza salimos de la casa sin ponerle llave, al menos que nos ausentamos por periodos largos, pero esto es un error que puede salir muy caro; los ladrones siempre se encuentran vigilando y aprovechan los cortos periodos de ausencia para asaltar una vivienda.

Cómo funciona esta técnica

El “resbalón” es la técnica que muchas veces vemos en las películas e incluso muchos de nosotros hemos utilizado para abrir una puerta de nuestra vivienda que esté sin llave; solo debemos utilizar una tarjeta o lámina de plástico.

Con esta técnica se puede abrir una puerta sin la necesidad de forzarla, sólo se debe deslizar una lámina de plástico entre el marco de la puerta y el pestillo o resbalón, los ladrones al ser más experimentados son capaces de abrir una puerta en cuestión de segundos -utilizando solamente esta técnica- igual como lo haría un cerrajero profesional.

Cómo solucionarlo

Esta técnica es rápida, silenciosa y limpia, además gracias al comercio electrónico cualquier persona puede adquirir láminas profesionales para desarrollar esta práctica. Pero no todo está perdido, ya que se puede evitar que el ladrón utilice esta técnica simplemente pasando la cerradura de la puerta.

Es cuestión de volver a acostumbrarnos a pasar la llave de las puertas, ya que de esta manera los ladrones no caerán en los posibles descuidos de los vecinos, recuerda que esta técnica no es muy nueva, pero si es la más utilizada por los amigos de lo ajeno para poder ingresar a las viviendas vulnerables.

La revolucion de los desguaces online

La llegada de las nuevas tecnologías han cambiado en gran medida la forma de hacer las cosas, si nos damos cuenta las empresas han cambiado su modus operandi y la forma en la que servir los productos a sus clientes. Si nos damos cuenta no hay negocio sobre la faz de la tierra que no disponga de una tienda online, cada una de las tiendas a las que acudimos cada día nos ofrecen la posibilidad de poder comprar a través de internet si es lo que deseamos. Nosotros podemos elegir y de hecho creo que ya lo hacemos, internet es sin duda un portal mágico donde toda la gente que no dispone de tiempo puede realizar todas sus compras mientras las recibe poco tiempo después cómodamente en su domicilio, sin esperas, sin horarios a los que atenerse, de una manera fácil, y con una simple tarjeta de débito o crédito, o incluso otros medios ahora existentes con los que poder comprar de manera muy segura. Claro si a todo esto le sumamos que encima podemos incluso hasta comprar en cualquiera de los desguaces españa online que tenemos ya apaga y vámonos.

Lo que está claro es que a las nuevas tecnologías cada día podemos sacarle mucho más beneficio del que pensamos, y porque realmente no sabemos sacarle todo el jugo que si no igual otro gallo nos cantaría. Lo que está claro es que las ventajas suben como la espuma y prueba de ello es que cada día muchas más personas deciden utilizar un desguace online en busca de la pieza o accesorio que necesita para su vehículo. Y es que lejos de encontrarnos con una sucia nave en la que albergan cientos de vehículos rotos, sucios y siniestrados, la cosa ha cambiado mucho y ahora las instalaciones puede que nos asombren tanto que no podamos dejar incluso de querer visitarlas. Un claro ejemplo lo tenemos con www.desguacegarciasl.com donde nos encontramos con un desguace con mucha antigüedad completamente homologado que nos da la oportunidad de acceder a sus servicios de las dos formas, un desguace eficiente que tiene claro lo que quiere como el resto que hace de su negocio un sitio autorizado y pone a la venta piezas en perfecto estado con las que poder alargar la vida de nuestro vehículo en poco tiempo y gastando el menor dinero posible en ello.