Los ahorros de toda una vida

A todos nos gusta comprar barato, a nadie, absolutamente a nadie le gusta o le agrada pagar más por algo que se puede comprar por menos, y es que está claro que a todos nos gusta tener dinero en abundancia, desafortunadamente no estamos entre ese mínimo por ciento de las personas más ricas del mundo, que digo del mundo, de España siquiera que es más pequeña. Y es que para poder poseer una fortuna como las que se ven en televisión han de suceder tres cosas la primera es haber nacido en una familia con un poder adquisitivo muy alto y llevarlo desde la cuna, o ser un trabajador nato y tener mucha fortuna con los negocios y las inversiones. Encomendarse a todos los santos y rezar para ganar mas y mas dinero o que te toque la lotería y te los en calentitos recién salidos de las maquinas de hacer dinero.

Si eres como yo, uno de los menos afortunados en el mundo de los negocios pero gozas de buena salud y tienes una buena familia, seguro que no necesitas tanto para sobrevivir, porque si necesitas cualquier con poco nos apañamos. Si vamos a salir a cenar no nos hace falta hacerlo a un restaurante en el que el plato nos salga por un ojo de la cara, podemos ir a restaurantes normales que son más baratos y se come muy bien, si se estropea la moto o el coche pues buscamos piezas de desguace que nos hacen el mismo apaño y nos cuestan mucho menos. Si queremos ir a la última moda, compramos la ropa parecida a las de marcas pero que son bastante más asequibles y procuramos no gastar de mas por servicios de menos. Procuramos estirar el dinero para que dure todo lo posible e invertimos nuestro tiempo en ser felices sin tener que estar comprando y consumiendo siempre.

Las grandes marcas y las compañías más punteras lo saben y están haciendo verdaderas promociones y ofertas para que muchos más usuarios puedan acceder a sus servicios sin tener que aparentar que vives como un marajá. Por eso es fácil encontrar bolsos o complementos e incluso zapatos y abrigos muy parecidos a los de marca sin ser falsificaciones que cuestan la mitad de lo que cuesta uno de primera marca, así todos contentos las marcas con sus ventas y los consumidores con sus compras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *