Mantenimiento de tuberías

¿Sabías que tienes una amplia conexión de tuberías por toda tu casa? O tal vez te percataste el día que llamaste al servicio de saneamiento. Se suele olvidar la existencia de esta red hasta que nos dan problemas y debemos acudir urgentemente con un profesional.

Como si fuera cualquier otro elemento del hogar, las tuberías debes de ser dadas de seguimiento periódicamente para garantizar el buen estado de las mismas. Así se evitan futuras averías y tal vez consigas problemas recientes que pueden ser solventados inmediatamente.

Limpiar y desatascar

Por una parte tenemos la limpieza que aparece como la prevención principal y más efectiva frente a los atascos. Las tuberías son resistentes y de material duradero pero se debe recordar que estas limpiezas deben ser dadas sin químicos fuertes o corrosivos, hacen todo lo contrario a lo que quieres.

Existe una amplia selección de soluciones líquidas óptimas para este trabajo, soluciones caseras como mezclas de limón, agua, vinagre y bicarbonato, son de las más utilizadas.

La limpieza es un hábito fácil, económico y de prevención que cualquiera puede utilizar, lo ideal es hacer esto de forma mensual, un periodo de tiempo en donde podrás mantener tus tuberías en buen estado por mucho tiempo.

Por otra parte el limpiar desatascos es la solución al problema en sí, esta medida es la única solucionadora del problema, frente a la cual no hay otra opción existente.

Una vez una tubería está atascada, limpiarla no sirve de nada, el líquido no fluirá y la opción restantes es liberar el atasco a través de maniobras profesionales. En este caso no solo entran los atascos, averías en tuberías y existencia de fugas también son probables.

¿Debe desatascarse y limpiarse de forma recurrente?

Claramente es un “si” pero tomando en cuenta que… lo primordial es la limpieza, el buen mantenimiento y el seguimiento de la estabilidad de la estructura, si acudimos al desatasco es porque no cumplimos lo primero.

El desatasco es la solución, no previene nada. Por lo tanto, la limpieza es el único medio preventivo al conjunto de inmensos problemas futuros, por ello, la limpieza debe ser aplicada de forma periódica.

A no ser que quiera traer un ambiente pésimo a su establecimiento u hogar con malos olores, condiciones pésimas de aseo o hasta deterioro de estructuras, acuda a profesionales o comience con el seguimiento, tal vez está a tiempo de evitar muchos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *